Strawberry fields forever

Si no tienes plan para este fin de semana, previo a los fatídicos exámenes y quieres hacer algo que no requiera resaca y dolor de cabeza, ve al cine y ve Across the Universe. La idea de musical que versiona canciones de Los Beatles puede que no te convenza demasiado al principio, porque emular a los Beatles y dejar al público satisfecho no es tarea fácil, pero esta película lo consigue.

No voy a decir que el argumento sea increiblemente original, ni que los actores y los personajes a los que interpretan tengan un mundo interior apasionante. Pero si Across the Universe tiene capacidad de mantenerte con la mirada fija en la pantalla, es por su estética. Hay momentos en los que las brillantes canciones de los de Liverpool quedan supeditadas a las imágenes, aunque el punto fuerte del film reside precisamente en el hecho de que la fotografía mezclada con la música te convierte en parte del espectáculo. Casi sientes el LSD corriendo por la sangre durante la actuación y el “videoclip” de Bono (que aparece sin saber ni cómo ni porque, y sin pena ni gloria también) o en la escena del mundo de Dalí y otras cosas bizarras; parece que estés esquivando los tiros de fresas (y no es coña) en la guerra de Vietnam, mientras versionan “Strawberry Fields Forever”, en la que es la escena de más impacto visual de la película. De todas formas, a pesar de que es imposible aborrecer la atmósfera extraña que rodea toda la estética, hay momentos en los que te preguntas a qué viene la escena o si te has equivocado de sala.

Además de eso, la película tiene su encanto porque es un retrado de la época. El telón de fondo son los 60 en EE UU, cuando los pacifistas salían a la calle a protestar en contra de la guerra de Vietnam y -salvando las distancias- cada uno de los personajes se puede identificar con alguno de los míticos de aquellos años. Así, hay una Janis Joplin, un Jimmy Hendrix, una Yoko Ono, un John Lennon…tampoco son pocos los guiños que se hacen a diferentes películas, por lo que resulta inevitable que el espectador se mantenga despierto durante los  130 minutos, pese a que a esto también contribuya la música (seguro que hay un gran porcentaje de personas que no ha podido evitar tararear o seguir el ritmo de las canciones golpeando el suelo con los pies mientras la ve).

Y para qué engañarnos, el protagonista (Jim Sturgess) es muy mono y tiene una voz preciosa, comprobable desde la primera escena de la película, una de las más tiernas.

Os dejo el trailer, para ir abriendo boca.

Anuncios

One Response to Strawberry fields forever

  1. socioapatia dice:

    Ya, ya pero Paco es un hijo de puta vende-teles. Ojalá le caigan fresas a él, sus hijos, y sus muertos cuando se reencarne en perro.

    También sale Salma Hayek de enfermera, y la rubia es la novia de Marylin Manson (por si no lo sabías)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: